Maou Gakuen no Futekigousha Volumen 1 – Capítulo 3

Capítulo 3: Examen Práctico

 

La fila estaba dividida en la parcela que quedaba en el interior del estadio. En las cercanías, varias estatuas de caballeros se encontraban dispuestas en fila y en una de ellas el mismo búho de hacía unos días estaba postrado.

“Por favor, alinéense en orden alfabético guiándose con su invitación.”

Tomé la invitación que recibí y la revisé. Tenía la letra F.

“¿Qué letra tiene la tuya, Mysha?”

“E.”

Ella tomó la carta en sus manos, la giró y me la mostró.

El búho estaba volando hasta el final de cada fila, agarrando en sus patas un pergamino con el alfabeto escrito. En otras palabras, quería que formáramos en la misma fila que nos indicaba la invitación.

“Bien, que la suerte nos acompañe.”

“Sí.”

Luego de separarme de Mysha, me alineé en la fila F. Aunque yo estaba bastante atrás en esta línea, usé mi visión mágica para poder ver más adelante. Al parecer estaban entrando de uno a uno en la sala de delante.

De cualquier forma, pasará un buen rato hasta que llegue mi turno. Después de todo en esta fila hay al menos dos personas, y si contamos a las demás tal vez serán setenta en total. Aun habiendo pasado dos mil años, me sorprende que haya obtenido esta cantidad de descendientes. Por lo menos ahora no debo de preocuparme que mi línea sanguínea desaparezca.

Y así, seguí esperando pacientemente a que pasara el tiempo mientras pensaba en ese tipo de cosas. Luego de un rato, me encontré a mí mismo a la cabeza de la fila. Al entrar a la habitación de espera delante de mí, allí estaba nuevamente el búho.

Pero aun así esto hace que me pregunte: ¿de quién es este familiar? A simple vista no puedo sentir un rastro mágico viniendo de él. Quien quiera que sea su maestro ha estado ocultando muy bien su identidad. En otras palabras, al parecer aún quedan personas hábiles con la magia en esta era.

“Bienvenido, nos alegra que haya decidido asistir. Ahora comenzaré a explicar los detalles del examen práctico.”

Así que nos harán un examen aun habiendo mandado invitaciones. ¿Acaso la escuela no se entromete en los asuntos del ingreso a la academia? Bueno, supongo que tanto puede como no ser un caos, pero eso no cambia el hecho de que su máximo objetivo es el de encontrar al Rey Demonio reencarnado. Esta es la primera vez que me reencarno, pero, claro, los casos de personas reencarnadas con sus recuerdos de la vida pasada no son nada especial. Aunque supongo que los demonios que dejé atrás no estarán tan seguros de qué tanto se ha mantenido viva la personalidad del Rey Demonio Ahnos. Además, al parecer lo único que saben es que el Rey Demonio reencarnó en uno de los estudiantes de este nuevo año. Dado que ya han llamado a esta época la “era del caos”, significa que esas personas ya han ido demostrando sus habilidades, por lo tanto es difícil imaginar que sea alguien como yo que nació hace tan sólo un mes. Por eso, lo más probable es que piensen que el Rey Demonio no renació como un bebé, sino que está ya está dentro de un recipiente con un gran poder. Aunque también están los casos como mencioné de aquellos que no recuperan su poder y recuerdos después de reencarnar. Claro que, si me presento, todo se resolvería allí mismo, pero como ya han montado todo este escenario sería demasiado irrespetuoso por mi parte no seguirlo hasta el final.

“El examen práctico consiste en batallas uno contra uno entre los postulantes. A las cinco últimas personas que queden tras ganar en los combates se les permitirá el ingreso a la Academia del Rey Demonio luego de la medición de poder mágico. Los que pierdan, lastimosamente serán rechazados.”

En otras palabras, es imposible que el Rey Demonio progenitor pierda. Además, se puede identificar si aquella persona es o no el progenitor dependiendo de la magia que use. Aunque es un examen práctico demasiado simple, supongo que es razonable.

“Se permite el uso de cualquier arma, armadura u objeto mágico. ¿Desea hacer alguna pregunta?”

“No.”

“En ese caso, que la bendición de nuestro progenitor recaiga en usted.”

Luego de eso, abrí la puerta en el fondo de la habitación de espera y comencé a caminar por un pasillo estrecho, poco iluminado y hecho de piedra. Aun siendo mi propio castillo, actualmente este lugar servía para realizar espectáculos o que los guerreros pelearan. Era la primera vez que pasaba por aquí.

Al seguir en línea recta, pude ver que la luz del exterior iluminaba más el pasillo. Al salir de allí, me encontré a mí mismo en un estadio rodeado de murallas circulares. En la parte más alta de las murallas había gradas, donde varios demonios estaban sentados observando el centro de la arena. Al ver a todos los demonios reunidos y vistiendo un uniforme me di cuenta que eran los estudiantes de la academia.

“Hey, nos volvemos a encontrar.”

Al otro lado del estadio había un hombre de piel oscura parado. Al parecer era ese tal Zepes que me encontré hacía un rato.

Uhmm. Es complicado que me reconozcan como su progenitor si me enfrento con un tipo tan débil como éste. Así que, ¿qué debería hacer aquí?

“Bastardo, ¿me estás escuchando, ah?”

No respondí nada. Luego de dar dos o tres pasos, la puerta por la que entré se cerró con barras mágicas. Al verlo, Zepes dijo con orgullo…

“Oh, ¿acaso tienes miedo de que bloquearan tu ruta de escape?”

“No te preocupes, sólo estaba pensando en lo desafortunado que eres al no poder escapar ya. Pero bueno, mira, al menos no te mataré.”

Zepes chasqueó su lengua con desagrado.

Sí, definitivamente es un hombre sin modales, y eso que se lo dije de la forma más amable posible. ¿O acaso no me digan que ni siquiera ahora ha podido darse cuenta de la diferencia entre nuestros poderes?

“Entiende bien esto: yo no seré tan tonto como tú. Primero convertiré esa expresión tuya de superioridad en miedo y luego te mataré sin piedad.”

Sin darme cuenta, comencé a soltar una gran risa.

“Kukuku, ajajajaja. Bueno, bueno, bueno, ¿me matarás? ¿Tú? ¿A mí?”

Miré directamente a Zepes.

“Reconoce tu lugar, bufón.”

El poder mágico fluyó naturalmente junto a mis palabras, aunque, esta vez, Zepes… La armadura color gris oscuro que él cargaba puesta tenía un objeto de antimagia integrado.

“Ja. No creas que volveré a caer en ese truco. Esta armadura anti magia puede sellar cualquier tipo de hechizo.”

Ya veo. Así que su antimagia se fortaleció un poco gracias a esa armadura. En serio, qué hombre para tan patético, incluso siendo un descendiente mío…

“Está permitido el uso de cualquier arma, armadura u objeto mágico. El ganador se decide cuando el oponente muere o se rinde.”

Dijo el búho desde el cielo.

“¡Ahora, que el examen práctico comience!”

Inmediatamente después, Zepes desenvainó la espada que cargaba en su cintura. Al hacerlo, la hoja de aquella espada comenzó a arder fugazmente.

“¿Acaso te sorprende? Ésta es mi espada mágica Zefried. Esta arma fue construida con el fuego de la antigüedad y ha pasado por cada generación de mi familia. Además amplifica mi poder mágico más de una decena de veces; incluso si eres bueno en la antimagia, nunca podrás apagar el fuego de esta espada.”

“Ya veo. Déjame preguntarte, ¿acaso eres malo con los números?”

La ira de Zepes iba en aumento mientras intercambiábamos palabras.

“¿Qué es lo que quieres decir con eso?”

“Si multiplicas uno por diez, el resultado no será mayor que diez.”

“¡Maldito!”

Zepes pateó el suelo y en tan solo unos momentos apareció frente a mí. Ahora mismo me encontraba en el rango de la espada mágica Zefreid.

“Muere.”

Fuwaaa. Traté de aguantar un bostezo.

Pero bueno, qué movimientos para más lentos. Si fuera yo el que cargara la espada, ya lo hubiera matado cien veces. Nah, supongo que no es bueno que un adulto vaya en serio contra un niño. Trataré de jugar un poco más con él.

Dejando de lado el arma, si el que la usa es tan malo como este tipo, ni siquiera habría necesidad de esquivar los golpes. Cada vez que balanceaba la espada mágica Zefried su hoja pasaba por mi lado al moverme levemente. No obstante, al descuidarme demasiado por un momento, pude ver aquella hoja viniendo directamente hacia mí.

¡Eso estuvo cerca! Con ese tipo de expresión, esquivé la espada casi a punto de tocarme.

“Oh, veo que se te da bien escapar.”

Uff, eso estuvo cerca. Si la espada se hubiera acercado unos cuantos milímetros más, la débil antimagia que siempre tengo activada habría entrado en acción y roto la espada en dos trozos.

Dado que era pasada de generación en generación en la familia Indu, eso quería decir que se trataba de un tesoro familiar. No importa qué débil sea el arma, me quedaría en la conciencia romper algo tan importante de buenas a primeras.

Dejando eso de lado…

“Así que esto es una espada mágica.”

“Así es. ¿Acaso es la primera vez que ves una? La magia de esta espada es muy diferente a la actual. Posee un poder que data desde la antigüedad. Es la gran espada construida en la era del mito, ¡la espada mágica Zefried!”

…Ya, así que esto es una espada mágica. Si lo comparamos con la era del mito, hasta las armas tiradas por allí en el suelo tenían más poder mágico.

Dijo que era una espada de la era del mito, pero lo más seguro es que timaron a toda su familia. Una verdadera espada mágica tiene voluntad propia, y su gran poder mágico causa efectos colaterales incluso a su portador. Veo que ahora mismo le dicen espada mágica a cualquier cosa que encuentra tirado por la calle.

“Aah.”

Sin darme cuenta, solté un suspiro. En cosa de nada, el fuego de la espada mágica Zefried se apagó en un abrir y cerrar de ojos.

“¡¿Q-Quéééé?!”

En ese momento, las voces de sorpresa vinieron desde las gradas junto a la expresión de Zepes, quien se había quedado sin palabras.

“…¡N-No puedo creerlo…! ¿E-Ese tipo acaba de apagar el fuego de la espada mágica Zefried….?”

“Sí, ese fuego que se decía no se apagaría hasta el final del mundo… ¡¡Además, ni siquiera lo vi utilizar un círculo mágico…!!”

Zepes comenzó a rechinar sus dientes en frustración.

“Maldito, ¿acaso usaste magia de sellado…?”

“¿Qué dices? Tan sólo soplé. Aunque, bueno, supongo que con ese poder mágico la llama podría volver a encenderse en algunos años.”

Zepes puso una expresión de rabia en su rostro.

“…Ciertamente parece haber un monstruoso rastro de poder mágico al haber aplicado magia de sellado y magia de imposición, pero aun así no parece ser que tu especialidad sea la magia de combate. En ese caso, ¿cómo vas a superar la antimagia de mi armadura?”

Ya veo. Bueno, es una armadura que parece que se va a romper con tan sólo ponerle un dedo encima, pero si lo hiciera tampoco sería bien visto como un adulto, ¿no?

“No creo que me pueda sentir orgulloso incluso si la rompo.”

“Ja. ¿Ya te acobardaste?”

“No, simplemente que se me ocurrió una idea mucho más divertida. Verás, en primer lugar, el hecho de que tú y yo luchemos en el mismo campo es una mala decisión.”

Zepes se me quedó viendo con cautela.

“Te daré una ventaja. De ahora en adelante, no daré ni un solo paso de aquí, no usaré magia ni siquiera en mi aliento, respiración o palabras, y por supuesto tampoco usaré mis piernas, brazos o mi cabello. Te venceré sin pestañar siquiera.”

“¡Ja! Hay un límite para ser presumido. ¿O acaso esa es tu excusa para justificar tu derrota? Al parecer tenía razón cuando dije que no estabas especializado para la magia de comba–”

Zepes empezó a vomitar sangre antes de terminar sus palabras.

“…¿Qué mierda… es esto…?”

“¿Lo puedes oír?”

Dokum. Aquel sonido estaba resonando en su interior.

“Esos son los latidos de tu corazón.”

El poder mágico estaba rodeando el corazón de Zepes, y sus latidos aumentaron salvajemente dentro de su cuerpo. Ciertamente estaba vistiendo su armadura de antimagia, pero eso no es del todo bueno. Los artículos mágicos siempre tendrán algún defecto, y es allí donde decidí aprovechar para hacer mi movimiento.

“Khaa, haa…”

La sangre comenzó a salir de todos lados del cuerpo de Zepes, hasta que se arrodilló y finalmente cayó al piso.

“Uhmm. Esto ciertamente es un problema. Siendo así de débiles, todos habrían muerto si me hubiera dejado llevar un poco más.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s